El acusado del crimen de Almonte declara cuatro años después