El tren accidentado en O Porriño circulaba por encima de la velocidad permitida