Empotra el coche contra una pared en la que estaba pintado un túnel