La acampada en el centro de Barcelona que comparten independentistas e indigentes