Un 'zoológico humano' desata la polémica en la capital de Noruega