Una increíble temeridad desata la polémica en la Red