Volkswagen niega haber manipulado los motores diésel de 3.0 litros