El "¿Por qué no te callas?" versión gato que arrasa en Internet