El momento en el que Kowen se despide de su pez