Viernes 13, una fuerte tormenta magnética podría impactar contra la Tierra