Viajan con un cadáver en un autobús durante más de seis horas