Vendían falsos medicamentos a enfermos de cáncer con la promesa de curarlos