Veintiséis personas mueren en las carreteras durante Semana Santa