Vecinos y activistas impiden el desalojo de cuatro viviendas ocupadas en Barcelona