En 2017, cambiará su vida al recibir el primer transplante de cabeza de la historia