Renfe paga 26.000 euros al día para reparar los daños de los grafitis