El nivel del mar aumentó en el siglo XX más rápidamente que en 3.000 años