De Alemania a Asturias: Tuto se reencuentra con sus dueños