Turismo mendigo: El parque de la Barceloneta se ha convertido en zona de acampada