“Fui a por una copa y un minuto después recibí un botellazo”