Trece personas fallecen en las carreteras, cinco de ellas motoristas