Trasplantes de cocaína, nunca vistos