Podremos pisar el acelerador hasta los 130 kilómetros por hora en autovías y autopistas