Torres Baena, condenado a 302 años de prisión