La desoladora "isla de los toros"