La mítica bola de Times Square ya está preparada para dar la bienvenida a 2018