Las tiendas de segunda mano, una buena opción en tiempos de crisis