'Thigh gap': La peligrosa moda que no permite que se junten los muslos