Los médicos de Teresa, preocupados por el edema pulmonar que sufre