El caso de una niña francesa da esperanza para el control del VIH