Tensión extrema en un incendio en Sevilla: así se vive en primera persona