El frío y la nieve mantiene a una veintena de provincias en alerta