Así influye el uso que hace del móvil en la comida que comes