Tarjeta roja a los futbolistas al volante, el último pillado ha sido Piqué