Se erige como un ejemplo de superación tras vencer a la desfiguración de su rostro