Tamara Lunger renuncia a ser una leyenda a 100 metros de la cima