Suciedad, mal olor y basura se apoderan de Madrid tras 9 días de huelga