Un saltador de trampolín se golpea en la cabeza a 27 metros de altura