Un obeso mórbido de 362,87 kilos de peso es expulsado del hospital por pedir una pizza