Stephen Sutton, enfermo de cáncer terminal, acusado de exagerar su enfermedad