"Superar la muerte de mi hija es imposible, pero sí es verdad que el tiempo ayuda"