Las tiendas empiezan a acumular existencias