Antonio del Castillo: "No había nadie en ese salón a las doce y media"