Los muñecos musculosos pueden generar futuros problemas de vigorexia en adultos