De Thomas a Tammy tan solo con 11 años