El chocolate amargo, "tan bueno" como el ejercicio físico