Silvia, que siempre va con su perra de protección, teme el día que su maltratador salga de la cárcel