Piqué y Milan, listos para ir a ver a mamá