Sevilla abre sus templos para acercar las imágenes a sus fieles