La justicia rumana considera que hay indicios suficientes contra Morate